Hidrocele

El hidrocele es la presencia de liquido en la envoltura delantera del testículo (tunica vaginal). Las causas más frecuentes de aparición de un hidrocele son:

  • Infecciones testiculares
  • Traumatismos directos (golpeteo al montar a caballo, golpes directos accidentales, etc.)
  • Cirugias que dañen los drenajes linfáticos testiculares
  • Canceres testiculares

 

SINTOMAS

Habitulamente el hidrocele no provoca síntomas, el dato clave es el aumento de volumen del testículo afectado, con un crecimiento progresivo, debido a la tensión del liquido, el lado afectado se encuentra tenso, es posible que el liquido acumulado aumente 4-5 veces el tamaño normal. Algunos pacientes refiere dolor en la piel escrotal (bolsa que contiene los testículos), debido a la tensión y gran volumen del hidrocele, ausente en hidroceles pequeños.

 

DIAGNOSTICO

La exploración física suele ser suficiente para diagnósticarlo, utilizamos una lampara y se transilumina el lado afectado, el paso de la luz ilumina el frente del escroto afectado. Sin embargo, en UROVALLARTA complementamos el estudio por medio de un ultrasonido escrotal, con lo que podemos confirmar la presencia de liquido dentro de la envoltura del testículo, descartando las hernias, o liquido en otra localización, asi como pudiendo visualizar el testículo, que es importante para descartar la presencia de tumores testiculares como causa del hidrocele.

 

TRATAMIENTO

De acuerdo al volumen del hidrocele, los tratamientos son:

  • Drenaje percutaneo, procedimiento de consultorio indicado en hidroceles pequeño, que por medio de una aguja especial se vacia el liquido, para posteriormente instilar una solución esclerosante, con la finalidad de sellar las paredes de esta bolsa y tratar de evitar que se vuelva a llenar de líquido. Es un procedimiento seguro y relativamente sencillo, pero tiene una alta tasa de falla, y en un periodo breve nuevamente formación del hidrocele.
  • Cirugía, hidrocelectomia, tratamiento definitivo, puede realizarse a cualquier tamaño de hidrocele, consiste en a través de una incisión escrotal, se corta la porción libre de la túnica vaginal (envoltura por delante del testículo), evitando definitivamente la nueva formación de hidroceles.